En Calle Larga también se celebró el Día Nacional de la Astronomía.

Por segundo año consecutivo las instalaciones del Obseratorio Pocuro recibieron a los asistentes con diversas actividades

Familias completas llegaron hasta el Observatorio Pocuro para participar en las diversas actividades con que el equipo celebró el Día Nacional de la Astronomía. Los más de cincuenta asistentes estuvieron atentos a cada instrucción para observar el cielo y aprender más sobre los equipos y el trabajo que ahí se realiza.

Yerko Chacón, director del Observatorio Pocuro, comentó que “nosotros nos volvimos a sumar en esta actividad con la idea de mostrar que hay una conciencia del patrimonio natural que es el cielo y también se entiende que Calle Larga está creciendo no solamente en infraestructura, sino que también en el conocimiento de toda la gente y de todo el valle”.

Los niños fueron los más entusiastas, junto a sus padres y familiares realizaron filas para ocupar los telescopios y binoculares para observar los distintos sectores del cielo que eran indicados por los encargados del observatorio, quienes se preocupaban de explicar en qué consistía cada inspección.

En esa línea, la pequeña Josefa Galdames reconoció que “me gusta mucho, porque puedes venir a ver las estrellas y puedes aprender cosas que tu no sabes”. A ella se sumó Tamara Segovia, quien valoró la actividad. “Me gusta porque siempre dan charlas informativas, la gente se reúne, son gratis y aportan harto de cultura a la comunidad”.

Durante la celebración se realizó observación solar, donde participó un grupo de estudiantes; también estuvo la ceremonia de “La Mujer Lunar” en el cerro El Patagual. Finalmente, además de las observaciones, se desarrollaron las charlas de “Día de la Astronomía”, “Universo Invisible” y Las Constelaciones”.

El director del observatorio también valoró el compromiso de los asistentes a las actividades: “cada vez que se hace una actividad astronómica estamos invitando a la comunidad a levantar las miradas, a interiorizarse, a hacer preguntas. Ellos vienen con una disposición de querer aprender y en ese contexto la Agrupación Astronómica de Aconcagua les muestra a los visitantes el cielo, entonces el interés de los vecinos siempre es de una manera positiva”.

Tanto fue el interés por ver el cielo desde Pocuro que Jaime Toledo llegó desde la comuna de La Florida, de Santiago, hasta el observatorio junto a su familia. “Fue una sorpresa bastante agradable, uno me encontré con un lugar histórico que es la casa donde nació Pedro Aguirre Cerda, lo cual le da un atractivo adicional a lo que es el observatorio en si. Me parece que las instalaciones son adecuadas, estoy esperando las charlas para complementar la información, además los chicos son muy agradables y muy dispuestos a enseñar”.

Juan Tapia, vecino de San Esteban, también llegó con su familia para disfrutar de las instalaciones y actividades programadas para celebrar. Su motivación fue el interés de su hijo y la cercanía. “Acá no había antes nada y qué mejor que Calle Larga. San Esteban, Los Andes y San Felipe están cerquita y tenemos un lugar donde poder iniciarnos en algo que en el futuro nos va a gustar”.

 

Modificado por última vez en Martes, 13 Junio 2017 14:34

Go to top