Calle Larga es una comuna rural, con 13.113 habitantes, se ubica en el Valle del monte Aconcagua. Esta posee una fuerte presencia de la cultura ancestral incaica y también, fue escenario de las batallas más importantes en el Valle Central chileno, entre españoles y las culturas locales.

En esta comuna, particularmente en el histórico sector de Pocuro, en el que se encuentran abundantes sitios arqueológicos, la casa donde naciera el ex presidente Pedro Aguirre Cerda, viviera el exilio el ex presidente argentino Domingo Faustino Sarmiento, visitara la poetisa Gabriela Mistral y el científico Charles Darwin, donde se encuentra emplazado este complejo astronómico.

Es en este espacio sinérgico, en donde se funda el Observatorio Pocuro en el año 2009, gracias a la colaboración de la Asociación Astronómica Aconcagua y la Ilustre Municipalidad de Calle Larga, teniendo como misión la divulgación de las ciencias, a partir de programas astronómicos escolares y de astronomía comunitaria, mediante un Telescopio Meade (reflector de 14”) y una serie de telescopios solares, entre ellos, el Lunt (refractor de 100 mm) y Coronados (40mm) que pertenecen al Observatorio Solar Escolar del Departamento de Educación.

Cabe destacar, que Calle Larga tiene 270 noches despejadas al año, según el Departamento de Astrometeorología (Cuevas & Meyer), es por ello que el Departamento de Planificación de la Municipalidad ha emprendido el programa de “Protección de los cielos” generando el recambio de luminaria, cumpliendo por lo tanto, con la norma lumínica vigente (D.S. Nº 686 de 1998 de MINECON).

 

Telescopio Bochum

El telescopio Bochum, fue construido por la empresa Boller & Chivens, es de tipo reflector, posee una montura ecuatorial, con un diámetro de 61cm.  Con este, se observó la Supernova 1987A, cuyo “efecto Bochum” tuvo impacto como herramienta para la detección en la emisión de neutrinos de las estrellas en explosión.

La donación del Bochum, fue  gestionada por el Dr. Nikolaus Vogt, desde la Universidad alemana de Bochum a Chile. La cúpula se encontraba en el Observatorio La Silla (ESO) desde la década del 60´, llegando finalmente en al año 2015, al Observatorio Pocuro, gracias a un convenio de cooperación entre la Universidad de Valparaíso, la Ilustre Municipalidad de Calle Larga y la Asociación Astronómica Aconcagua.

Una de las misiones de este instrumento, es la utilización tanto científica con fines académicos, por ejemplo, el estudio de estrellas variables, como también, por la comunidad astronómica aficionada,  como se acordara en el reciente XX Congreso Internacional de Astronomía, realizado en el Museo y Centro Cultural Pedro Aguirre Cerda.

 

Planetario 3D

“La idea de traer un Planetario 3D a Calle Larga, surge en uno de los Congresos de la Asociación de Planetaristas de Sudamérica, a la que se supedita el Observatorio Pocuro. En esta reunión, se plantea la necesidad de contar con un Planetario para la divulgación, pues, Chile necesita mucha gente especializada que pueda operar y liderar nuevas tecnologías en el desarrollo astronómico, debido a que, con los instrumentos instalados en el desierto chileno, detectaremos el 70 % de los fotones del Universo” sostiene Yerko Chacón Arancibia, Director del Observatorio Pocuro.

A causa de lo anterior, el Alcalde Nelson Venegas Salazar junto a un equipo de trabajo visitan diferentes tecnologías europeas, eligiendo el sofisticado Planetario 3D

Descripción técnica:

El Edificio es de 1400 mts2, inspirado en el diseño de la secuencia Fibonacchi, patrón que observamos en toda la naturaleza, como nuestra galaxia regular, la Vía Láctea. Cuenta con una cúpula de aluminio micro perforada, de 12 mts de diámetro; en su proyección se observará la bóveda celeste en 360° con 180 ° de elevación.

Contará con la última generación de proyectores digitales láser, con una resolución nativa de 4096 X 2160 pixeles, y sobre 15 lumens/m². Esto permite tener una observación en 3 dimensiones, sin que la imagen se opaque, ya que los lentes 3D tendrán, detector activos del infrarrojo.

El software cuenta con una biblioteca, de más de 150 imágenes cósmicas actualizadas en 3D, y no solamente del espacio exterior, sino que también terrestres, como oceanografía, capas terrestres, entre otras.

La capacidad de la sala de proyección es de 90 butacas europeas especializadas para planetarios con 20°  a 45° de inclinación.

Además tendrá salas temáticas didácticas de Marte, de Matemática, física, un Lab de Robótica, una sala de edición y producción de contenido local, promoviendo la valorización de la astronomía cultural; tendrá doble Planta y Ascensor, para un acceso universal, ¡Y cómo no! Lugares de esparcimiento en hermosas áreas verdes, con anfiteatro y módulos interactivos.

Para mirar más el cielo y menos el suelo

En definitiva, este único parque astronómico de Latinoamérica, logrará fortalecer una ligazón entre la educación formal, comunitaria, y el desarrollo científico, siendo por lo tanto una cuna estelar, como las bellas nebulosas, que permiten brindar oportunidades para el nacimiento de los futuros soñadores cósmicos. Y como reenfatiza el Alcalde Nelson Venegas Salazar “Gobernar es educar”.

 

 

 

 

 

 

 

 

Go to top